Publicado en de naunet

Amor


5047228_23562215bb_m
© adevillers “conexion I”

Hace ya algunos días leyendo una publicación del señor cobayo acerca del amor en las parejas, me ha hecho reflexionar un poco al respecto.

Desde mi perspectiva, el amor es un algo que todas las personas entendemos de distinta manera y según se nos enseñó. El amor no se trae y no es parte de nuestro ser, el concepto del amor se aprende, no asi el sentimiento del amor.

Yo creía que el amor era algo que hacía que mi pareja estuviera conmigo, creía que el amor era intercambiable y para existir debía mantenerse en dos vías, me amas te amo, no me amas no te amo, no podía existir en el mundo alguna persona que por declararme su amor debía yo corresponder o al contrario.

En la práctica del amor y por el amor llegué a sufrir mucho pensando que lo que hacía lo hacía por amor…(muy lejos de eso). Tengo una buena experiencia en eso de mantener a una pareja por un tiempo razonable, la relación de pareja que menos hemos durado fue de dos años y la de ahora que ya van para mas de 12. Y debo decirte que mi manera de sentir el amor hacia mi pareja, ha cambiado mucho…uno de los grandes avances en el cambio de dirección es la aceptación de mi sentimiento de amor por él, pase lo que pase, haga lo que haga. Mi sentimiento no se intercambia, podré enojarme con él, sentir que mi relación con él terminaría, que me cae lo peor del mundo…Pero siempre he podido dentro de todo eso reconocer y aceptar el amor que siento por él. De ahi es que mi creencia acerca del amor se convierte en un acto desde mi y solo me pertenece a mi.

También he visto que las relaciones de pareja se han convertido en un asunto de consumo: me sirves/estoy, me amas/estoy, me entiendes/estoy, cambias/estoy; y también: no cambias/me voy, no me amas/me voy, no me entiendes/me voy, ya no eres el de antes/ me voy…

Esto es, se convierte en una relación intercambiable y que por nada del mundo uno se permite sentir el sentimiento del amor, porque de hacerlo nos convertiríamos en perdedores…como si el permitir sentir amor por el otro nos haría menos. Creo que esta forma de pensar es una manera chueca de vivir, y no es malo cuando se convierte en un acto por decisión, el problema está cuando en verdad creemos que no tenemos otra opción.

Anuncios