Publicado en de naunet

Mujer moderna


6836135_85d3551116_m1

2005©adevillers (Todos los derechos reservados)
El día de ayer me llego este mail de una amiga muy querida, me parece muy bueno y lo voy a reproducir… y por favor, alguien: ¡Bajenme de la rueda de la fortuna! 😳

“Son las 6:00 a.m. El despertador no para de sonar y no tengo fuerzas ni para tirarlo contra la pared. Estoy acabada. No querría tener que ir al trabajo hoy.
Quiero quedarme en casa, cocinando, escuchando música, cantando, etc. Si tuviera un perro, lo pasearía por los alrededores. Todo menos salir de la cama para ir a trabajar, meter primera y poner el cerebro a funcionar.

ME GUSTARÍA SABER QUIÉN FUE LA BRUJA, LA MATRIZ DE LAS FEMINISTAS QUE TUVO LA INFELIZ IDEA DE REIVINDICAR LOS DERECHOS DE LA MUJER Y POR QUÉ HIZO ESO CON NOSOTRAS QUE NACIMOS DESPUÉS DE ELLA.

Estaba todo tan bien en el tiempo de nuestras abuelas, ellas pasaban todo el día bordando, intercambiando recetas con sus amigas, enseñándose mutuamente secretos de condimentos, trucos, remedios caseros, leyendo buenos libros de las bibliotecas de sus maridos, decorando la casa, podando árboles, plantando flores, recogiendo legumbres de las huertas y educando a sus hijos. La vida era un gran curso de artesanos, medicina alternativa y cocina.

HASTA QUE VINO UNA FULANITA CUALQUIERA QUE NO LE GUSTABA EL CORPIÑO Y CONTAMINA A VARIAS OTRAS INCONSECUENTES REBELDES CON IDEAS RARAS SOBRE “VAMOS A CONQUISTAR NUESTRO ESPACIO”. ¡QUE ESPACIO NI QUE NADA!

Ya teníamos la casa entera, todo el barrio, el mundo a nuestros pies. Teníamos el dominio completo sobre los hombres; ellos dependían de nosotras para comer, vestirse y para hacerse ver delante de sus amigos; ¿Qué rayos de derechos quiso brindarnos?
Ahora ellos están confundidos, no saben qué papel desempeñan en la sociedad, HUYEN DE NOSOTRAS COMO EL DIABLO DE LA CRUZ. Ese chiste, esa gracia, acabó llenándonos de deberes. Y lo peor de todo, acabó lanzándonos dentro del calabozo DE LA SOLTERÍA AGUDA. Antiguamente los casamientos duraban para siempre.
¿Por qué, díganme por qué, un sexo que tenía todo lo mejor, que sólo necesitaba ser frágil y dejarse guiar por la vida, comenzó a competir con los machos?

MIREN EL TAMAÑO DEL B͍CEPS DE ELLOS Y MIREN EL TAMAÑO DEL NUESTRO. ESTABA DICHO, ESO NO IBA A TERMINAR BIEN.

No aguanto más ser obligada al ritual diario de estar flaca como una escoba pero con tetas y cola paradas, para lo cual tengo que matarme en el gimnasio además de morir de hambre, pasarme hidratantes, Antiarrugas, padecer complejo de radiador viejo tomando agua a todo hora, y demás armas para no caer vencida por la vejez, maquillarme impecablemente cada mañana desde la frente al escote, tener el pelo
impecable y no atrasarme con la tintura que las canas son peor que la lepra, elegir bien la ropa, los zapatos y los accesorios, no sea que no esté presentable para esa reunión de trabajo.

Tener que decidir qué perfume combina con mi humor, tener que salir corriendo para quedarme embotellada en el tránsito y tener que resolver la mitad de las cosas por el celular, correr el riesgo de ser asaltada, de morir embestida, instalarme todo el día frente a la PC laborando como una esclava (moderna, claro), con un teléfono en el oído y resolviendo problemas uno detrás de otro, para salir con los ojos rojos (por el monitor, claro, para llorar de amor no hay tiempo).

Estamos pagando el precio por estar siempre en forma, sin estrías, depiladas, sonrientes, perfumadas, uñas perfectas, sin hablar del Currículum impecable, lleno de maestrías, doctorados y especialidades.

NOS VOLVIMOS “SUPER MUJERES”… PERO SEGUIMOS GANANDO MENOS QUE ELLOS.

¿No era mejor, mucho mejor seguir tejiendo en la silla mecedora?
¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡BASTA!!!!!!!!!!!!!! Quiero que alguien me abra la puerta para que pueda pasar, que corra la silla cuando me voy a sentar, que me mande flores, cartitas con poesías, que me dé serenatas en la ventana…

Si nosotras ya sabíamos que teníamos un cerebro y que lo podíamos usar. ¿¿¿¿¿¿Para quééééé había que demostrárselo a ellos??????

Ay Dios mío, son las 6:30 a.m. y tengo que levantarme… ¡que fría está esta solitaria y grandísima cama!
Ahhh … quiero otra vez que mi maridito llegue del trabajo, que se siente en el sofá y diga: – MI AMOR, ¿NO ME TRAERÍAS UN WHISKY POR FAVOR?
o…
¿QUÉ HAY DE CENAR? ; porque descubrí que es mucho mejor servirle una cena casera que atragantarme con un sándwich y una gaseosa mientras termino el trabajo que me traje a casa.

¿Piensan que estoy ironizando? no, mis queridas colegas, inteligentes, realizadas, liberadas . . .y abandonadas.

ESTOY HABLANDO MUY SERIAMENTE. ESTOY ABDICANDO DE MI PUESTO DE MUJER MODERNA.

¿ALGUIEN MÁS SE SUMA?

Anuncios

15 comentarios sobre “Mujer moderna

  1. hola soy ana, soy originaria de hidalgo, soy estudiante de la lic. en Psicología, mlei el libro de el varon domado, por que asi lo requeria mi trabajo, a lo cual hago observaciones al libro, mencionando que la vida no se trata de gerras entre genero, que porque yo tengo vagina o pene, no creo que por eso en mexico nuestro gobierno hace con nosotros lo que quiere por que no estmos completos como sere vivos, por que hombre mujer, no son una diferencia, ni mucho menos mas o menos que el otro son una complementariedad, que aun hoy en nuestros dias no se a dado esta por la lucha de un poder o en su caso de apoderarse del otro………..
    no se trata de ser mas que el otro se trata de encontrar esa union de los dos seres hombre mujer, para ser asi una mejor sociedad 😐

    Me gusta

  2. Yo tengo 41 años, me he separado de mis 2 ex., tuve 2 abortos porque mi situación económica y conyugal llena de enfados no eran las adecuadas. Hace 1 año vivo por fin sola y equilibrada sin ganas de volver a sufrir. Estoy cansada de trabajar compitiendo entre hombres. He acabado haciendo tantas horas que me lastimé la espalda y tengo que seguir pagando facturas. Quería protección, solución económica y al mismo tiempo un hombre sexualmente interesante y que me hiciera feliz. No puede ser. Primero la forma clásica: yo dejando de trabajar. Luego queriendo ayudarle a montar empresa estando yo siempre en segundo lugar. Nunca me satisfacía cómo lo hacían y salí perdiendo incluso mucho dinero. Al final me emancipé, trabajo, supero las derrotas pasadas y a los 41 con los músculos doloridos, los sueños rotos, sin los hijos que deseaba haber tenido, sin marido, sin amante como Dios manda (pues los hombres todavía no han aprendido ), me pregunto dónde fué que falló la cosa. Quien cambió el sistema sin tener otro a mano preparado para sustituirlo. ¿ Somos la generación perdida que debe construir el nuevo sistema ? Yo no quería pertenecer al eslabón perdido, pero toca.

    Me gusta

  3. Si, como dicen muy bien por ahi… esther vilar explico este tema.
    En parte estoy de acuerdo y estoy contento de que una mujer reflexione así.
    El feminismo no solo consiste en que la mujer cobre lo mismo q un hombre. Creo q hoy en día hay muchas mujeres q se comportan como dice esther vilar, que buscan un marido q les de protección a cambio de sexo y existe la mujer calculadora, que mide las ofertas y exige a los hombres unos requisitos (ligar a veces es como hechar un curriculum pienso yo).
    Tengo esperanza en que las mujeres empiecen a hacer cosas, tengan intereses en la vida y hobbies. No quiero la mujer de la maquina de coser, pero tampoco quiero una supermujer (no se cual es peor )
    Un saludo para todos.

    Me gusta

  4. :mrgreen: Yo casi me vomito cuando leí el post. Quizá será queme acordé de cuando mi abuela estaba en casa esperando para “servirle la cena” a su marido, mientras él se la pasaba en su casa chica, de borracho o gastandonse el sueldo en apuestas. Y ella, aguantando todo por sus hijos, y porque mi abuelo no le permitía trabajar para poder sacarlos adelante…

    Oh sí, quisera regresar a estos tiempos…

    Yo trabajo, no soy “flaca”, gano igual que mi marido, y además recibo flores, me abre la puerta, los dos cooperamos con la limpieza de la casa. Eso sí, yo cocino, pero él lava los platos.

    El trabajar o quedarse en casa no tiene nada de malo, siempre y cuando se tenga la libertad de tomar esa decisión…

    Me gusta

  5. En realidad el problema no es la liberación femenina sino el sistema social que vivimos en el cual cada vez se paga menos y se trabaja más para poder más o menos ir sobreviviendo, de tal modo que muchas mujeres “tienen” que trabajar para contribuir en el sostenimiento de la familia. También nos han hecho creer que el trabajo es en sí mismo un fin y es solo un medio para lograr una fin deseado. Que el ocio es malo es un concepto también impuesto por quienes nos tienen jalando las ruedas de los molinos para que ellos vivan como reyes, cuando el ocio es creativo y necesario.
    Pero así como Naunet no está conforme con su vida laboral, existen un sinfín de seres humanos hombres y mujeres que tienen que hacer tareas que los hacen infelices para poder sobrevivir.

    Me gusta

  6. Mmhh… pos a mí me pareció un tanto machista el post. No es por nada, pero la mujer no se ha terminado de liberar del todo. Y la libertad, al menos en este campo, no es algo que se tenga por “herencia”, sino es algo que se gana. La mujer jugó su derecho al trabajo y a ser económicamente independiente. Es el hombre el que no se ha liberado, el que sigue encadenado a los modelos patriarcales que tanto nos han fregado la vida. Negar esa “emancipación femenina” sería negar la posibilidad de disfrutar el sexo, escribir en un blog, opinar sobre la educación de los hijos, estudiar… no creo que haya sido más xodido ser una mujer del siglo XIX que una del XX o del XXI. Que las actuales sean conscientes de que aún hay opresión y que la vida no es color de rosa, ya es una ganancia. La lucha feminista no ha terminado. Aún quedan demasiado resquicios por ser expuestos a la luz de la equidad… y no sólo para mujeres, sino también para los hombres. ¡Ya! Suficiente feminsmo por hoy, voy a bañarme o soñaré con quema de sostenes masivos en la plaza de las culturas de Tlatelolco…

    Me gusta

  7. El comentario fue a título personal, si la mayoría de las mujeres se siente realizada estando en casa, tejiendo, atendiendo al marido, a los niños, etc. bien por ellas, sin embargo es una visión de vida que no comparto. Bien dices, Sherezada, cada quien que haga con su vida lo que se le pegue la gana; en mi caso me niego a vivir mi vida encerrada en mi casa como lo plantea el post.

    Me gusta

  8. Yo opino que cada quien haga de su vida lo que parezca mejor, por ejemplo, siento que este mail es de alguien que no disfruta lo que hace, si fuera lo contrario no se sentiría así seguramente. Y definitivamente me decepciona la respuesta de la querida niña murcielago, una mujer no por ser esposa o compañera que no trabaja, pasa a ser un objeto.

    Me gusta

  9. no , yo no me sumo, por qu eno puedo!!!!! muy buen post! aunque no concuerde plenamente con lo que aqui se dice, si creo que : no teníamos nada que demostrar a nadie… por suerte, aun estamos las que laburamos fuera y mucho por que las tareas domésticas nos aburren y nos enferman.. en mi casa mi marido tiene la ultima palabra: si, mi amor… jajajajaja

    Me gusta

  10. por cierto deberian tanto hombres como mujeres leer el libro El varón domado de Esther Vilar. Que la sipnosis dice: ESTHER VILAR ha dado media vuelta a la marcha emancipatoria: el Señor es la mujer. Ella doma al hombre con traidores trucos para hacer de él un esclavo sumiso, y luego lo lanza afuera, a la vida hostil, para que gane dinero. Como contraprestación le pone la vagina a su disposición a intervalos regulares

    Me gusta

  11. pobres y ahora quien las va a defender?. No no es cierto, pues si resulta que desde que sucedio ya hace ya mas de 3 decadas la famosa liberacion femenina, las mujeres tienen mas participacion en los trabajos de todo tipo mas todabia existe cierto machismo de parte de los hombres

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.