Publicado en de aly

Mala educación


Es increíble la mala educación que hay hoy en día en algunos sectores de la sociedad, en la Universidad donde imparto clases tengo que expresarle a los alumnos que no se puede entrar a un salón así nada más cuando la clase se esta impartiendo; checate:
➡ Profesor explicando la clase y los alumnos que llegan tarde pasan casi por encima de mi (la puerta de entrada esta a espaldas mío), no les importa en absoluto si están o no distrayendo el ambiente de la clase. Aparte de que llegan tarde, no tienen la educación de pasar por un lado sin molestar, y para colmo se ponen a hablar con sus compañeros.
:idea:Algunos hasta tienen la desfachatez de preguntar una y otra vez si se les puede permitir la entrada, pretendiendo que deje de dar la clase para contestarles si o no. Aparte de que cometen la falta de llegar tarde todavía esperan tener atención (no entiendo que querrán que ¿los siente yo misma en su silla?)
❗ Otros pretenden que si hablan entre si en un examen, se les deban demostrar que están copiando….:eek: ¡por favor! un examen es un acto individual, no hay tolerancia a ninguna a la comunicación entre los alumnos. Y todavía tienen el descaro de exigir se les califique…Pero ¿dónde tienen la cabeza?
😈 Otro más pretende que si le habla de mal modo exigiendo a un profesor, éste le deba responder con dulzura, cuando a demás fue este mismo el que cometió la falta en el examen…eso es realmente estar al revés.
:mad:Estoy muy enojada primero conmigo misma por haber reaccionado ante el estímulo de este buey, y segundo porque este buey no debe dirigirse a mi de la manera en que lo hizo, además de todo…todo.

Anuncios

16 comentarios sobre “Mala educación

  1. Evelyn, antes que nada, :sonreir: gracias por tu comentario. Por otra parte, no comprendo a que te refieres con “cooperativas” ya que el término me sugiere, si en en el 💡 ámbito educativo, a apredizaje cooperativo, pero este tipo de estrategia educativa no influye en que los alumnos tenga una actitud negativa hacia la escuela o los profesores.

    Me gusta

  2. Hola soy evelyn estudiante de la universidad magna en Cancún Q. Roo. leí su publicacióm sobre la mala educación y la verdad tiene usted toda la razón, hoy en dia nosotros los “estudiantes” pertendemos que los docentes giren a nuestro alededor y estamos muy pero muy eqievocados.Por otra parte quiero pedirle un gran favor;una de mis materias,beno para empezar estoy estudiando pedagogía y una de mis materias es investigación pedagógica,pero como tarea estoy haciendo na investigación sobre las “cooperativas” como un factor que distrae a los estudiantes y por ello se fomenta aún más la inpuntualidad ya que dado que estamos en la universidad pretendemos hacer y dehacer sin que se nos sancione ¡error! pero el meollo del sunto es: usted me podría proporcionar información significativa que me ayude a sustentar lo que dije anteriormente?, si es así se l voy a agradecer.

    Me gusta

  3. Bueno, hola primero que nada:grin:, yo estoy empesando mi carrera como maestra:-|; pero pienso que a los alumnos no hay que tratarlos como si fueran unos bebes pero tampoco como si fueran soldados, uno tiene que saber diferenciar una cosa de otra; ellos lo unico que buscan es comprension de sus profesores, hay que hablar seriamente con cada uno de ellos cuando se de la oportunidad, hay que darles confianza, pero no tanta y hay que hacer pactos con ellos porque de lo contrario no se sienten seguros y sacan su angustia por medio de la reveldia; y si quieren pasarse por encima de uno hay que actuar con rapides y no dejarlos con las manos libres:wink:.
    Y lo que uno menos debe hacer es enojarce delante de ellos porque ellos lo disfrutan demaciado y su rebeldia hacia el maestro es mas fuerte:bocaabierta:.
    Tambien hay que pensar que nosotros fuimos estudiantes y seguimos siendolo, más de algun momento tuvimos un rato de rebeldia y no nos gusto algun acto de algun profesor que hubieramos tenido:eek:.
    Actuen con responsabilidad, no con libertad y mucho menos con mano dura porque en ves de caer bien caeremos mal; tambien hay que tomar en cuenta que en mas de algun momento escucharemos comentarios de los alumnos y nos enojaremos pero hay que dejarlos en paz, no decir nada y reirse de las cosas que piensan los niño, jovenes o adolescente.:smile:
    Me despido y espero que tomes en cuenta este comentario. Besos:beso:

    Me gusta

  4. Portero. Ganas y motivos no me faltaron, lo que me faltó fue valentía.:lol:
    Roke. Cierto asi es, pero a veces no fluye sangre por la venas de algunas personas.:roll:
    Gaby Pues si ya levanté reporte para que haya antecedentes. 😉
    Miguel Gracias por comentar, a todo aprende uno ¿no?. 😎
    Puck es fácil a veces decirlo, y mira que mi enojo me tomó por sorpresa no me imagine ni por tantito que se atreviera y creo que eso me levanto ámpulas.
    Kleine si ahora los muchachos creen muchas cosas, pero cuando crecen mas se topan con pared durita durita, ¿o no?. Gracias por visitar, visité tu blog y me estarás viendo por allá.

    Me gusta

  5. Yo di clases durante nueve años, en algunos momentos desde Primaria hasta Universidad y hoy por hoy los chicos son de lo más irreverentes posibles, retan a los adultos y se creen osados al hacerlo.
    Desafortunadamente muchos colegas se volvieron tenebrosos para darte a respetar, yo hice la alianza del qui pro quoi…a como veo doy. Y simplemente fue algo que funcionó aunque a veces si, he de reconocer que se pierden los estribos cuando es por demás.

    Saludos. Vine de visita.

    Me gusta

  6. hay un dicho que reza:
    “lo que natura no da… Salamanca non presta”…
    y creo que va mas allá, te has puesto pensar que esto es un problema de educación básica, o sea: familiar? hay veces que se pretende que las escuelas y las universidades cubran un espacio que no ha sido cubierto por la familia. Sigo pensando que el problema radica allí. Tambien me susceden ese tipo de cosas. Anda, cambia el humor y usa las herramientas legales que tienes para ponerlos en su lugar. Yo año a año, al comienzo del ciclo hago lo siguiente:
    me planto frente a los cursos, me presento, y les pido que anoten los criterios de convivencia de la institucion en la que estoy, luego los mios y las sanciones correspondientes como así tambien los derechos y obligaciones de las partes.
    Sucede que mas de uno se hace el vivo y a la siguiente clase o llega tarde o se superpone conmigo o falta el respeto, pues es ahi donde bajo la caña y san se acabó, a partir de ese momento saben que conmigo no se jode…. claro que no es todo tan facil, pero da resultado: límites son límites y son iguales para todos.
    Un beso

    Me gusta

  7. Te entiendo perfectamente, yo dejé de dar clases porque pronto volveré a estudiar, pero de verdad que son nefastos. La solución es ser super-exigente. En esos casos, como decía mi abuela, “la letra, con sangre entra”… dales unos zapes de mi parte. Un besote, y chau!

    Me gusta

  8. Arturo. Gracias por los comentarios de tu experiencia siempre para mi es gratificante platicar con otro profesor y asi compartir. De hecho yo soy una “jetonsisima”, sigo las mismas estrategias (una cosa es el salón otra afuera). En esta ocasión esta persona (buey) no le importo en absoluto nada y por supuesto a mi tampoco, fue una experiencia horrible. La próxima (si es que se da), mutis TOTAL y reporte hasta con el superior mas superior. Por cierto pase a tu sitio y me gusto lo voy a enlazar.
    Kanon. Las reglas las pongo desde el principio y por supuesto que para mi no solo dar clases es un juego la vida misma lo es. A veces es seria otras menos.
    Miguel. Imaginate que hay veces en que al entrar yo al salón, ¡todavía algunos se quedan afuera! ¿no es increible?. Le pedi a esta ¿persona? que se saliera y me dijo NO saqueme si puede, para que sigo recordando fue horrible. Yo creo que no hay educación básica en varias de estas personas (triste).
    NiñaTu si entiendes perfecto de eso estuvo la cosa.
    Antropomorfo Gracias por venir, gusto verte por aca.

    Me gusta

  9. Uy, nunca faltan aquellos alumnos que te acusan con el coordinador por ser estricto y exigente, cuando lo único que haces es mantener a tu salón en control siguiendo las reglas que se establecieron a principio del semestre. Hagas lo que hagas, como profesor, sales perdiendo. 🙄

    Me gusta

  10. Aly,
    Te vas a topar con ese tipo de personas en muchos lados, como si Tú estuvieras a su servicio y fuera tu obligación tratarlos bien aunque ellos te traten como te traten.

    Afortunadamente no tenemos que hacerlo, un catedrático en mis tiempos de estudiante, puso las cosas claras desde el principio:

    – Después de entrar yo al salón nadie entra.
    – En un examen no se te permite estar viendo a otra parte que no sea tu exámen. ( ya no se diga hablar! )
    – Si te pido que salgas, espero que salgas.

    Las consecuencias si no acatabas las reglas eran simples, te daba de baja del curso…

    Espero que no les des el gusto a este tipo de echarte a perder tu día…

    Saludos!

    Me gusta

  11. Dar clases es un juego, y como en todo juego, al principio se explican las reglas y se respetan en todo el juego.

    1- Tolerancia de 5 minutos una vez que inicia la clase para que todos esten dentro, cualquiera que salga de este rango queda fuera.

    2- Al inicio del examen explica: Cualquiera que hable por cualquier motivo, se le anula el examen. Cero tolerancia ¿no les parece? que vayan a otra escuela.

    3- Si te hablan de mal modo no respondas, puedes darte ese lujo con justificacion.

    Intenta divertirte, recuerda que el que se enoja pierde.

    Salu2
    Herr Kanon
    http://www.frialdad.com/wp

    Me gusta

  12. Es desesperante en ocasiones como algunos alumnos pretenden pasarse de listos… Pienso que en parte se debe a la libertad que hay en las universidades, a la edad que tienen y a la formación que han tenido anteriormente.

    Yo, de entrada, al principio de cada semestre me porto demasiado serio… Hasta dicen muchos que soy un jetón de primera! pero conforme avanza el semestre les doy a entender que la hora de clase es muy, muy diferente de la hora en que nos vemos “afuera”…

    Ejemplo: Avanzado ya el semestre se me ocurrió pasar por donde estaba un grupito de alumnas mías (imparto Taller de Diseño en la UASLP de México) y estaban todas fumando y platicando… Me saludan y les pedí fuego para mi cigarro, la primera impresión de ellas fue un poco de asombro (por aquello del profesor jetón).. luego me dejaron encender mi cigarro y me puse a bromear con ellas…

    Al regresar al día siguiente a clase llegaron mucho más relajadas, bromeando conmigo, hablándome “de tú”… para toparse con el mismo profe un poco hosco (aunque ya no tanto, claro), hosco y dispuesto sólo a trabajar con ellas… no permití bromas ni pérdidas de tiempo.
    Una de ellas pretendió seguir con el chacoteo y de plano le dije (aparte, claro) que en clase no bromeo, y que mejor nos diéramos prisa para revisar sus propuestas, salir y poder convivir.

    Hace unas semanas me lo agradecieron. Las acompañé a comer algo y ahora nos vemos con otra perspectiva. Saben que pueden “llevarse” conmigo y que también me pueden consultar lo que gusten cuando gusten.

    Saludos!

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.