Publicado en exploración teórica

La locura y el arte


Cabello largo - Long hair

Siempre me ha parecido super interesante esto de que coloquen al artista (pintor, escultor, actor, escritor etc) como “loco”, creo que también ha habido épocas en los que lo colocaban como “iluminado” de algún dios. El caso es que hoy por hoy la sociedad aún no se ha detenido a observar que los artistas son profesionales de su oficio.

Un loco verdadero es incapaz de pensar, racionalizar y emitir juicios creativos precisamente por la enfermedad mental que sufre. Siempre estará a merced de la enfermedad.

Hacer arte, desde la acepción más básica de la palabra tiene que ver con la expresión de una habilidad que tiene reglas y preceptos y que además se hace bien; una persona incapaz mentalmente, es incapaz de llevar a cabo alguna reflexión acerca de conocer si la expresión de su arte es correcta o no; la expresión gráfica de los enfermos mentales deriva de su inconsciente y su resultado nunca es evaluado desde los parámetros establecidos anterior a la obra, es pura expresión.

Es la diferencia entre el grito y el canto. Los locos verdaderos no conocen de sus razones, algunos son incapaz de verse a así mismos…y bajo estas circunstancias habría muy poca la reflexión en la que ellos podrían hacer de su trabajo artístico.

En el caso de Van Gogh, he leído que él podía percatarse de su enfermedad y eso lo limitaba en su quehacer pictórico. Cuando no tenía crisis podía muy bien relacionar conceptos y establecer una reflexión sobre su quehacer pictórico y era en ese momento en que podía pintar.

Algunos podremos ser y vivir en el borde (borderline) pero seamos o no artistas, se expresa esa cualidad en la vida y quehacer. Y vivir en el borde se sufre por ello, no es algo de lo que se pueda sacar partido.

La creatividad es otra cosa… es la habilidad que tenemos de ser flexibles y permitirnos desde la lógica de jugar con razonamientos y materiales de trabajo, para juntarlos, manocearlos, separarlos, esconderlos…todo y cualquier cosa en permitido; eso es parte de la regla…la regla de ser creativos…o jugar con los límites y forzarlos hasta ver hasta donde es posible seguir con ellos.

Sin embargo y desde mi perspectiva, el arte o la pintura como profesión nada tiene que ver con vivir desequilibrado.

Muchos psicólogos y psiquiatras utilizan el lenguaje gráfico como medio de comunicación con su paciente pues en su análisis del significado de las formas, éste se valida, ya que de esta manera se conoce íntimamente al enfermo.

Sin embargo y con respeto a ellos, debo confesar que siento pena cuando veo libros publicados en donde renombrados psiquiatras o psicólogos hacen toda una tesis para estudiar el perfil psicológico de Da Vinci, Miguel Angel o cualquier otro pintor; tomando como base de análisis su obra pictórica. Desde mi punto de vista analizar psicológicamente cualquier obra pictórica de pintores profesionales es como evaluar psicológicamente a un arquitecto por el estilo de sus edificios.

Los pintores profesionales conocen el significado de las formas y el valor e impacto de los colores para emitir determinado mensaje, en los pintores profesionales casi nada es al azar. Siendo asi que el estudio psicológico se convierta en una pérdida de tiempo.

Un caso fantástico que me viene a la mente, es el poeta Portugués Fernando Pessoa, hombre maravilloso, inteligente y gran Artista (con mayúsculas) que conociendo el lenguaje y sus formas, lo utilizó para hacer creaciones. Muchos psiquiatras podrían evaluarlo como esquizofrénico analizando su obra, nada más falso ya que casi nada en Pessoa es azaroso, arbitrario o inconsciente.

Otro caso interesantísimo es Van Gogh como ya lo mencioné; hombre enfermo mentalmente y además gran Artista y pintor. Todo su trabajo pictórico, tiene que ver con una ocupación y preocupación constante de controlar todos los elementos pictóricos (colores y composición) para expresar sus impresiones sensoriales; no hay que olvidar que el estaba inmerso en la corriente impresionista, la estudiaba y practicaba sus métodos. Nada es al azar, casi nada es inconsciente en la obra pictórica de Van Gogh.

Otro ejemplo de seudo locura es la extravagancia con que Salvador Dali se mostraba al mundo. Artista genial con una habilidad pictórica magistral, en donde el Surrealismo encontró eco; razón por la cual muchos confunden la locura con surrealismo.

Desde hace ya mucho tiempo, algunos artistas han explotado su condición de “locos” como una manera de sentirse interesantes y diferentes e incluso la utilizan, la manipulan y algunos mas escogen “ser artistas” se van por ahí como válvula de escape. En mi opinión esa manera de conducirse es mas perjudicial que beneficiosa pues es dar “pan y circo” en una sociedad en donde los bufones dejaron de existir desde hace ya mucho tiempo.

Enlaces interesantes:

Anuncios

3 comentarios sobre “La locura y el arte

  1. Partiendo de la base que los artistas son seres con una sensibilidad potenciada, muchas veces tienen estados de ánimo cambiantes, rutinas diferentes a cualquier trabajo “normal”. Salvo extremas excepciones, los artistas no son locos ni nada semejante, al contraro, quien ha logrado reunir una OBRA importante, no hay dudas de que ha trabajado mucho y para eso se necesita constancia, perseverancia.Conocí psicólogos que podían reconocer el alma y la forma de ver el mundo de un artista y otros que no tenían la más mínima idea acerca del tema.
    Saludos,
    graciela.(pintora)
    http://www.gracielabello.com.ar
    http://graciela-bello.fineartamerica.com/

    @ Hola Graciela. Gracias por tu comentario, veo que comprendes el tema. Saludos

    Me gusta

  2. Tu visión es sumamente reduccionista. Partes de la idea de que hay una enfermedad mental “verdadera” y otra “falsa” ¿quién decide cuál es una u otra? porque no sé si sabras que la mayoría de las denominadas enfermedades mentales no son comprobables a nivel orgánico. Hablemos de la psiquiatría, pseudo-ciencia creada para justificar la internación en el asilo a principios del siglo 19 y no al contrario. Hablemos de Van Gogh, crees que un hombre puede dividir su visión del mundo en sus momentos de crisis y los de no-crisis, ¿no crees que sus crisis cambian para siempre su percepción aunque sólo pueda hacer expresión de ella mientras no las tiene? y porque no citas al gran loco de la historia del arte: Antonin Artaud; un verdadero artista para los críticos y un verdadero loco para los psiquiatras.

    Sonrisadegato Pues he aqui tu punto de vista, gracias por visitarnos y compartir. Saludos

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.