Publicado en de naunet

he reflexionado


Esfera blanca - White sphere

Lo que alguna vez he reflexionado respecto a la adicción, que parece muy natural en los seres humanos, parece que nos encanta pegarnos a las cosas, como si alguna fuerza sobrenatural que nos lleva a apegarnos y de esta manera nos asegura que seremos inmortales, que solo apegándonos podremos ser quienes realmente somos, que solo así podremos reconocernos a nosotros mismos, saber quien en realidad somos (razones de peso del razonamiento adictivo).

Hay muchas situaciones que he visto agregan pegamento a las relaciones entre las cosas:

1. El azucar y los carbohidratos tales como las harinas, les son agradables al cuerpo, nos hace sentir vivos; que debemos movernos. Pero esto agrega ansiedad ya que esa “sensación de felicidad” es muy efímera, termina en pocas horas y debemos retornar a ingerir o buscar otras maneras para apaciguar esa sensación de infelicidad o ansiedad. Las drogas de todo tipo funcionan así en nuestro cuerpo, realimentan la rueda del retorno continuo.

2. Si por alguna razón se va encontrando con que esas sustancias crean ansiedad e infelicidad, entonces se empieza a observar que la actividad de consumo aumenta a medida de la ansiedad generada por dichas sustancias.
Es decir, la necesidad de comprar y/o adquirir por cualquier medio se hace mayor a medida que la ansiedad se hace presa de nuestras vidas.

3. A cualquiera que quiera hacerse rico de mucho dinero (que sea adicto a la obtención de dinero, mucho dinero), le conviene que las personas se peguen a sus productos.
En las comidas, agregar azucares o carbohidratos aseguran el continuo retorno. En los servicios y gobiernos, agregar paternalismo y servilismo, asegura clientes continuos y cautivos. En las drogas, agregar rapidez en la obtención de “felicidad” asegura consumo continuo.

4. Nada que lleve tiempo, inconformidad y reflexión es consumido y mucho menos asegura el retorno. Los sistemas lo desechan casi automáticamente.

5. Toda situación que lleve a concienciar es desechado, no es escuchado.

6. Cualquier situación que lleve a la tranquilidad no es consumido, y mira que aqui hago un enfásis en que “lleven a la tranquilidad” y no aquellos que “la otorguen o la den”, pues de los productos que la otorgan también crean seres humanos adictos; señalando: las pastillas que funcionan como antidepresivos, ansioliticos o demás. Estas también crean ansiedad en un determinado plazo, y un continuo consumo. Crean personas felices y tranquilas artificialmente.

7. También he visto que los seres humanos se crean adicción a algunas emociones y/o actitudes tales como el miedo, el enojo, la envidia, el drama, la insatisfacción, la competencia, la omnipresencia, la omnisciencia, la iluminación, la sabiduría, la juventud, la salud perfecta, la perfección.

El consumir esas cosas nos lleva a la rueda sin final, nos convierte en máquinas de consumo de cualquier cosa; y nos aleja de la vida sencilla, tranquila que nos permita desarrollarnos como seres humanos completos, felices, amados y agradecidos con nuestro entorno.

Anuncios

Un comentario sobre “he reflexionado

  1. Sta.NAUNET
    ¡¡La congratulo¡¡¡¡
    Por su escrito sobre las reflexiones que Ud. ha hecho en su blog.La adición a cualquier sustancia nos lleva a que no despertemos de esa ilusión de felicidad.
    La azúcar procesada crea problemas de adictividad. Los humanos son adictos por naturaleza,pero esta en el libre albeldrio de ser muy ponderados y racionales a la hora de hacer lo que es bueno o malo, capacidad de discernir en nuestro interior donde esta el meoyo del asunto +,-

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.