Publicado en de naunet

A voz baja


Lo de ahora: la generación de un nuevo virus entre los seres humanos, los enferma y los puede llegar a matar pues parece gripa pero no lo es. Hace años también el VIH cimbró a la humanidad; se han tomado medidas al respecto y ahora hay muchos que viven con el VIH.

De estas situaciones he observado que hay actitudes de los seres humanos que por su naturaleza les hace mas mal que bien. De lo anterior, aclaro: la soberbia y la personalidad reactiva y victimista han sido la peor de las pandemias.

1. A mi no me va a enfermar.
2. El gobierno nos quiere controlar.
3. Hay tanta hambruna, asesinatos, guerras, terroristas, narcotraficantes, etc. que aquejan a la humanidad que eso de la enfermedad es pura mentira para desviar la atención de lo verdaderamente importante.
4. Esa enfermedad les da solo a ese tipo de personas.

La personalidad reactiva es aquella que sin observar a su alrededor emite juicios de valor y reacciona automáticamente. Es igual que el perro que ladra porque su compañero perro ladró y no porque observa que ladrar es conveniente.

La humanidad esta entumida de observar y experimentar lo que sucede ahora, se dejan llevar por otros como si fueran Lemings que corren al acantilado.

Es el colmo que adultos se comporten como adolescentes con sus gobiernos en actitudes de sospecha, reactividad y rechazo.

Si no queremos que nos controlen o de alguna manera hay el sentimiento de ser una víctima del sistema. Pues hay que tomar el control de nuestro papel social y actuemos en consecuencia.

Hay que permitir vivir lo que esta sucediendo ahora, solo asi se conocen las distintas alternativas de acción.
Hay que dejar de reaccionar pues tenemos un cerebro que nos da mucho mas que solo respuestas reactivas.
Dejemos de creer que sabemos y conocemos todo, pues no hay pensamiento mas mágico e infantil que éste.

¿cómo se comportaría una sociedad madura?

Anuncios

Un comentario sobre “A voz baja

Los comentarios están cerrados.