Publicado en de naunet

Traición


Según la RAE La traición es la falta que se comete quebrantando la fidelidad o lealtad que se debe guardar o tener.

Para que exista la traición debe existir antes un compromiso dado entre dos o mas personas.

Las relaciones entre la personas se finca en los principios básicos del sentido común y el sentido común es el menos común de los sentidos. Por ejemplo se da por hecho que al tener una relación con alguien (sea esta del tipo que sea) se mantendrá algún sentido de compromiso entre las partes, algo de lealtad guardada entre ellas, algo que les importa a ambas partes y que resguardan; pero si una de las partes de esa relación solo le interesa obtener el compromiso de la otra sin comprometerse a cambio entonces ¿se podría decir que ésta comete traición? objetivamente hablando y haciendo racionamientos se podría decir que no ya que el seudotraidor solo se debe a si mismo (y a Dios si asi le favorece) y a sus caprichos.

Lo que no saben este tipo de personas que NO son traicioneros de manera racional es que ellos solo se relacionan con personas que SI se comprometen en sus relaciones y que dependen de ellas para sobrevivir. Además tampoco toman en cuenta que con su actitud enseñan a otros (que tienen pocos principios o apenas están adquiriendolos) a solo comprometerse consigo mismos y a sus caprichos.

Siendo de esta manera se van construyendo sociedades en donde la distribución de racionamiento de solo comprometerse consigo mismos (y con Dios si asi les favorece)  va esparciéndose de manera virulenta envenenando los lazos sociales. Sociedad a la que pertenece y por la que se sobrevive. Esta manera de proceder van contra natura en el sentido ecológico.

Algo de sociopatía fluye en las relaciones seudoindependientes, no se conocen ni se viven los conceptos de interdependencia, confianza y compromiso,  sobre el cual se han fincado las sociedades hasta ahora.

Sin embargo y para ser realistas y en la observación de lo que pasa, la mayoría de las sociedades de ahora se han desarrollado aún y a favor de la actitud narcisista pagando el precio del dolor que causa y causan a los demás.

¿Será acaso ese dolor necesario para la transformación? ¿Acaso la traición es el capullo?

Anuncios

Un comentario sobre “Traición

  1. Efectivamente no pocas veces el motor de la traición no es sino el puro ego. Muchas personas (por llamarlas de algún modo) sólo sienten que poseen algún poder cuando ejercitan la maldad sobre los demás y sienten que son capaces de salir impunes. Por desgracia existe además una multitud de individuos sin personalidad esperando un gesto de beneplácito del traidor como un chucho que aguarda de su dueño que le frote la cabeza. Ya lo dice el diablo interpretado por Al Paccino en un conocido film: “de todos los pecados, el que más me gusta es la soberbia”

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.