Publicado en noticias

Los gobernantes de México han bombardeado mis valores morales y sociales


Tengo una buena edad para decir lo que voy a decir, mi opinión no esta amarrada ni por mis padres ni por mis hijos, ni por mi trabajo ni por mis preferencias sexuales.

Crecí en un ambiente muy favorable, no me falto nunca de comer, de educación ni de diversión. Nací en un país convulso y nunca me di cuenta hasta ahora, siempre me decía que las cosas irían mejor, que yo trabajando a mis asuntos y el país mejoraría tarde o temprano, que si yo cumplía con pagar mis impuestos de manera oportuna y atendía a mis deberes civiles tales como no robar, ir a votar, conocer por quien votaría, no cometer actos de falta de civilidad…bla, bla, bla, bla.

Bueno pues hasta ahora mi país no ha mejorado, y no tiene nada que ver con lo que yo haga o deje de hacer, ya que yo no soy mayoría. Y que tampoco influye en nada mis buenas intenciones o mis valores morales, eso de nada importa para mejorar mi país, yo no soy nadie mas que yo misma y si cambio o no nada podría hacer por lo que los demás hacen en su entorno. Eso es vivir y aceptar que vivo y soy parte de la ecología social.

He comprendido que en mi país nadie que haya gobernado ha sido por sus altos valores, ha gobernado por su capacidad de corromper, por su capacidad de abolir al otro, etc. Los que han tenido intereses reales de subir los valores morales de mi país, los han matado o les han aplicado el acoso moral, les inventan historias y los exhiben. Solo meras observaciones.

Tengo que hacer algo para reponerme y hacer un balance personal acerca de mis prioridades, caminar lento con los ojos abiertos sin dejar escapar mi corazón.

México es el país donde nací, estudié, trabajo e invierto mensualmente con el pago de mis impuestos. Este país escoge a sus gobernantes de tal manera que me ha hecho daño en mi valores, han arremetido contra mi necesidad social de aportar lo mejor de mi misma cada que me siento frustrada por la arrebatinga económica y del mal trato de muchos de mis compatriotas en las relaciones personales y de trabajo.

Este año me he sentido muy triste, enojada y frustrada al observar la condición de las personas en su pobre necesidad de verse exitosos arrebatan contra cualquiera no importa quien.

Yo me declaro cansada, apabullada y en proceso de sanación, los gobernantes de mi país han bombardeado mis valores sociales, morales y económicos. Por ahora no quiero ser parte “democrático” de mi país que busca tener dinero para gobernar a los pobres y asignar mejor vida a los millonarios.

Anuncios