Publicado en de aly

¿Qué estamos haciendo?


Dejándonos arrastrar por la corriente tal salmón entregándonos a la boca del oso cual manjar de dioses.

Nos han relegado a obras de beneficencia.
Nos han hecho creer que somos unos lunáticos divertidos, payasos de corte.
Que toda obra tiene un precio en el mercado a tal grado de obligarnos a firmarlas en chiquito y borrar así todo vestigio de su creador.
Nos han “demostrado” Que el arte no es único e irrepetible y que te encuentras a un “artista” debajo de cada piedra.
Nos hacen creer que al pagar por un cuadro se pierden todos los derechos de usufructo posteriores, como si un cuadro fuera un auto o un pedazo de pan.
Nos han hecho creer que todo gran artista debe morir de hambre.
Que los niños, enfermos mentales, y otros mamíferos también pintan y hacen obras de arte.
Que somos responsables de nuestra pobreza financiera porque no seguimos los cánones de privilegio de los que se entregan a la mano esclavista.
Que todo es arte.
Que nada lo es.

Y mientras todo esto sucede, estamos entregando, nos estamos mutando.

Que és y porqué y sobre todo para qué se ha sucedido asi.

Anuncios