¿Por qué el cerebro humano necesita el arte? | Escuela con cerebro

“No se puede negar que las actividades artísticas están arraigadas en el propio desarrollo del ser humano desde su nacimiento y que constituyen una recompensa cerebral natural necesaria para el aprendizaje. Porque la práctica de cualquiera de las manifestaciones artísticas lleva asociada un componente emocional que nos motiva y que nos permite contemplar el mundo que nos rodea desde una perspectiva diferente, más estética, más profunda. La Educación Artística resulta imprescindible porque permite a los alumnos adquirir toda una serie de competencias socioemocionales básicas para su desarrollo personal y que, además, les hacen más felices. Y ese es el verdadero aprendizaje, el que les prepara para la vida. El cerebro humano, que es un órgano complejo en continua reestructuración, agradece los retos y necesita el arte. Jesus C. Guillen”
https://escuelaconcerebro.wordpress.com/2015/01/31/por-que-el-cerebro-humano-necesita-el-arte/

Enviado desde mi iPad

Anuncios
Publicado en de naunet

No sé si sucede en tu pais

 

La presente publicación esta dirigida a pensadores y reflexivos, se limita la audiencia a personas sensibles de nacionalismo patrio mexicano que tengan a bien amalgamar a mi amado país.

——————————————

En los fundamentos culturales de la nación mexicana se encuentran trazos de instrucción católica replicados de manera importante en la idiosincracia nacional ya que las primeras escuelas y universidades que formaron estudiantes fueron establecidas por instituciones católicas de orden apostólico romano, lo que conlleva en si mismo el sentido de lo que esta bien y de lo que esta mal, y del como deben ser las cosas y situaciones. Dentro del proceso instruccional educativo existe un punto en que la emulación al profesor es un lugar en el que todos los estudiantes debemos llegar para demostrar que hemos aprendido bien la lección. Los primeros profesores de los mexicanos como tal fueron sacerdotes católicos, luego entonces de ahí he podido comprender mucho de los nuestro.

Desglosaré a modo sucinto algunos aspectos sin pretender hacer una tesis de ello pues solo es una observación: El machismo (el hombre como gobernante, como líder social, hace de lado toda expresión y participación femenina) La perfección en pos de ganarse un lugar cerca de Dios (negando todo sentido de pecado y hacer de la culpa una buena herramienta de supervivencia) La mojigatería (los que los demás hacen que yo no hago y que deben dejar de hacer para ser buenos) Los hombres que son capaces de hacer compromiso con sus profesiones y trabajos pero que son incapaces de hacerlo con su pareja de vida (así como los sacerdotes que promulgan el amor a muchos pero no se comprometen con nadie por estar su vida centrada en ser hijo de Dios) El sentido de santidad que se demuestra al soportar malas actitudes de los semejantes para hacerse ver lo buenos que son (dar la otra mejilla, amar a los semejantes como a uno mismo) quizá por ello las votaciones de los gobernares están centradas sobre los mas bandidos. Catequizar es decir instruir a los otros mexicanos lo que debe ser un mexicano…sobre todo buen mexicano.

Como buen estudiante sucede que nos encanta sobresalir de los demás porque tenemos la tendencia a la grandiosidad y creemos en lo mas profundo de nuestro ser que no existe en el mundo persona mas perfecta que los buenos mexicanos…entonces en los pequeños negocios casi la mayoría de ellos se encuentran manejados por una sola persona (casi siempre varón y cuando es mujer lo lleva a modo masculino) que evita y se enoja porque le den consejo, no hay sentido de equipo.

Demostrar ira (enojo o molestia), soberbia, pereza o cualquiera de los pecados capitales enseñandos como evitables en el catolicismo es signo de maldad; entonces como irrevocablemente no pueden ser expresados ni internamente: si hay enojo busco la manera de chingarlo (ya que el sentido de chingar siempre debe llegar sin remitente, algo así como la mano de dios que te castiga pero no sabes de donde); si siento soberbia me muestro humilde a ultranza lamiendo la barba a un bandido (de ahí lo ladino, que cuando puede se le torna al otro mostrando su realidad); si siento pereza demuestro a los demás cuanto trabajo tengo que hacer evitando compartir con la familia y amigos momentos de esparcimiento. Demostrar a los demás humildad y generosidad (por aquello de que solo los pobres tienen entrada en el cielo) que cuando ven a un mexicano con mucho dinero sienten que tendría que regalar algo de lo que hace y tiene.

También hay una especie de comprobación de santidad entre los semejantes mexicanos y es que si observan a un buen mexicano que ve por sus semejantes lo empiezan a hostigar para comprobarse a si mismos que no hay otro mejor en eso que ellos mismos, otra manera de comprobar santidad es que si observan a un colega que hace bien las cosas lo relegan y lo ignoran de la “comunidad” para ver hasta donde es un perfecto santo, y es entonces cuando lo ponen en un altar o lo mandan al infierno.

No se si suceda en tu país pero en el mío si: no es suficiente hacer las cosas bien, hay que hacerlas perfectas y en eso se lleva la vida y las relaciones…que si el ser un buen hijo no es suficiente, ser perfecto es tu meta, lo que te lleva entre otras cosas a: cargar con lo irresoluble de tus padres y de pronto te verás cubriendo los papeles de hacerle de su madre o de su padre o de marido o de su esposa, según sea el caso. Que si eres un buen empleado, eso no es suficiente deberás cubrirle además las espaldas y solucionarle su vida personal; y si es posible ni se te ocurra pedir mas sueldo pues el trabajo que haces no lo “amerita”. Y hablando de mérito este uno de los mas importantes pues marca y traza casi todo lo que hacemos: debemos merecer para poder gozar.

Todo lo que me ha llevado hasta aquí es el resultado de una serie de reflexiones acerca de mi propio comportamiento comprendiendo tanto como me es posible de mi propia psicología y observando como se replica en los demás. Trato en lo posible de evitar la negación suponiendo que esto yo también lo he padecido y estoy en constante proceso de lucha del rezago y huellas milenarias.

Publicado en arte

El consumo del Arte

¿Para qué carajo sirve consumir arte? (teatro, cine, pintura, danza, instalaciones, intervenciones, música, literatura, poesía, objetos de arte, video, televisión)

Para entender este gran dilema, esta pregunta sin sentido, este anuncio de imbecilidad, este grito desesperado. Daré paso a la siguiente pregunta en la que quiza por dilucidación personal podrías comprender la razon por la cual es bueno o es malo consumir arte:
Para qué carajo sirve guardar papeles, engraparlos, sacarles copias, ponerles firma, llevarlos y traerlos…papeles que nos avalan como personas, tales como pasaportes, actas de nacimiento, papel moneda, diplomas, contratos con bancos (con empresas, de empleo, etc) papeles que se cosen y pegan y se hacen llamar novelas, enciclopedias, libros de texto, manuales, etc; que guardan y distribuyen información. Dicho lo anterior podrías decir entonces que el papel ha jugado un “papel importante” en las sociedades humanas y que por eso es muy importante conseguir “ese” papel a como de lugar.

Tu has consumido arte y quiza ni cuenta te has dado, el consumo del arte incluye ver y asimilar el objeto artistico y para que éste sea arte y no solo vana diversión; el objeto en cuestión debe contener en su discurso algo de plástico que lleve al espectador a visiones mas amplias acerca del tema tratado; quiza procese una fuga, quizá procese un rechazo, quizá procese ignorarlo.
Y es plástico porque el objeto creado es capaz de ser modelado y modelar el medio ambiente. Una pintura que al verla me procese un sentido de elevación ha modelado mi ambiente de facto. Lo mismo podría decir del artefacto que me produce aversión.

Se dice que una imagen dice mas que mil palabras y es que a veces mil palabras también forman imagen, y eso es arte.

El arte trabaja de la mano de la estética en el sentido mas plano de esta palabra. El consumir arte nos hace sensibles y por cierto mas inteligentes. Aqui y ahora la estética ya no significa en el sentido de ver lo bello bajo el criterio de un Canon de belleza Griega , sino mas bien en el sentido de la belleza que se encuentra en la pieza que nos permite infundir a partir de ella un deleite espiritual.

En el arte como en las personas: las hay preciosas y vacias o feas y sustanciales (o viseversa).
No debemos juzgar a un libro por su portada, aunque muchos lo hagamos, sugiero hacer un ejercicio de plasticidad y que cuando nos dispongamos a consumir arte, nos dispongamos en totalidad.

A veces muchos posponen el consumo del arte argumentando pobreza económica y aqui les digo que no se necesita tener dinero para consumir arte; el dinero solo sirve para obtener la pieza de arte y a veces ni la obtención de la pieza hace que una persona consuma arte, pues se me ocurre que el millonario que compró un Matisse en millones de dolares quiza no tenga tiempo para consumir a Matisse.

Habría definirnos ricos en el sentido estrictamente amplio de la palabra; el dinero hace millonarias a personas, pero no todas las personas millonarias son ricas.

¿Porque a muchos gobiernos y estructuras educativas no les importa la educación del arte? Pues porque solo les interesa personas ejecutantes, facilmente manipulables, que les genere dinero y les otorgen poder; y no les interesan personas pensantes, que reflexionan no solo sobre su medio ambiente sino a sobre si mismos. Cada sistema genera lo necesario. Y cada uno de nosotros tiene la libertad de consumir arte tenga uno dinero o no lo tenga.

Y ahora podremos responder ¿para qué carajo sirve consumir arte?

Publicado en de naunet

Lo que los hijos esperan

Super Camilo taking bath

Los hijos esperan solo 3 cosas de sus padres:

  1. Esperan que los amen incondicionalmente. De esta manera el hijo aprende lo que es el amor.
  2. Esperan que los padres les respondan maduramente a sus necesidades de crecimiento. De esta manera aprenden lo que es saber responder a sus necesidades personales internas y asimismo con los otros.
  3. Esperan que sus padres les den educación de como ser un buen ciudadano. De esta manera aprenden a vivir en sociedad y asi retroalimenta con amor y responsabilidad a la sociedad en la que forma parte.

A los padres les importa mucho que sus hijos sean triunfadores; sin embargo, ser un triunfador en una sociedad no lo hace ser un triunfador en todas las demás.
El valor del triunfo a veces es un lastre que muchos seres humanos llevan a cuestas, varias de las veces ésta se convierte en culpa, pues es imposible llegar a estándares que no son bien dispuestos y que pocos seres humanos la tienen de manera clara.

La libertad interior no se enseña teóricamente, se bebe con la leche materna. Y si ésta falta en la infancia, el adulto la aprende decidiendo internamente.

La responsabilidad es la habilidad que los padres tienen de responder a las necesidades de sus hijos. Hacerlo con amor, sinceridad y maduramente, le enseña a su hijo ese valor, para que posteriormente éste lo haga para si mismo y la sociedad en la que le toque vivir como adulto.

Muchas veces los padres viven con mucho pánico, por cuestionarse de cómo deben enseñar a sus hijos, la verdad…los hijos aprendemos por imitación.

La dificultad se les presenta a los padres cuando no saben discernir entre lo que enseñan (en la práctica y sencillez de ser uno como es) y lo que quieren que sus hijos deben hacer (en lo que quiero que sea mi hijo, aunque yo no sepa ni como hacerlo).

Aprender a aceptar las limitaciones es parte de la responsabilidad madura, sobre asuntos de educación.