Publicado en arte

La fama y el artista

¿Quién dijo que es necesario ser famoso para ser considerado artista?
¿Dónde esta escrito cómo debe ser un artista?
Existe un batería de conocimientos que una persona debe conocer y practicar para hacer del arte una profesión. Dichos conocimientos se encuentran encapsulados en las licenciaturas, maestrías y doctorados de arte. Y no solo la practica de cómo hacer un buen cuadro, una buena instalacion, una buena escultura, etc. Es lo que hace a un artista serlo.
Un artista es un profesional que lleva muchos años desarrollar hasta la maduración incluso biológica y no solo haciendo cuadros a voluntad ya que a diferencia de un productor de cuadros, el artista que madura empieza a ver el fenómeno del arte en su magnificencia.
A diferencia de un dentista o administrador, el artista trabaja con las emociones, con la estética y con la objetividad de la realidad para expresar un fenómeno artístico ya sea en forma de pintura o en una obra de teatro.
El arte no se encuentra en el mercado del arte, lo que venden en las subastas, en las ferias y en galerías prestigiadas. Lo que ahí se encuentra es el resultado del arte en su estado estable es decir: lo que a las personas les ha “gustado” en una estética imperante por algún tiempo determinado.
¿Cómo llegar a formar una estética imperante?

Anuncios
Publicado en exploración teórica

Usos racionales cuando de lo “interesante” y lo “lindo”

“Interesante”
1. Del diccionario: “Que interesa o que es digno de interés”. Interés que es de “provecho, utilidad, ganancia o valor” y se utiliza sobre todo para expresar el acto interno de “Inclinación del ánimo hacia un objeto, una persona, una narración”
2. Se dice que es interesante cuando se le agrega al objeto un valor adicional al simple estético, pudiendo ser éste de orden intelectual.

“Lindo”
1. Es la expresión clara de que lo observado es perfecto, hermoso, bello, exquisito y grato a la vista.
Es la expresión de la pura y sencilla experiencia estética

Ejemplo práctico:
Encontrar una bella piedra de rio montada sobre un cuadrado hecho de madera de encino negro bellamente lustroso en fondo rojo.

En la experiencia estética se podría exclamar: “que linda pieza de rio y encino negro” En en interno, esta experiencia da nota e importancia de los colores y texturas del objeto, viviendo la belleza del objeto en si mismo, tal como es de la misma manera la experiencia es suficiente y plena.

En la experiencia intelectual, exclamar: “Que pieza de rio y encino negro tan interesante” en el interno esta expresión esta dando nota de la utilidad y provecho que esa pieza encontrada pueda otorgarle al espectador. Quizá encontrase que esa pieza pueda servirle para tallar la hoja de un cuchillo o que esa pieza pueda ser generadora de nuevos conceptos intelectuales no hallados anteriormente.

Publicado en exploración teórica

Arte-Horror-Belleza-Compasión

El horror es un sentimiento, el sentimiento es resultado de factores físicos y culturales.
La belleza es una propiedad encontrada en las cosas o situaciones que nos hacen amarlas y también es el resultado de factores culturales.

Encontrar belleza en un acto que nos infunde horror es una de las grandes posibilidades que cualquier ser humano puede llegar a experimentar y deviene en un asunto espiritual. Y no es por ningún motivo, algo que nos dé alguna gratificación (mas bien es gratificante) ya que la belleza no es un bien consumible, aunque muchos así lo utilicen. Percibir la belleza es una acto espiritual.

La compasión es un acto de voluntad en el que se muestra pasión y afecto de ánimo respecto a algún fenómeno estético. Se necesita de ser compasivo para poder expresar y experimentar belleza en algún acto lastimoso, este acto esta combinado con un deseo de aliviar o reducir el sufrimiento de otro, y esta relacionado con otorgarle dignidad a ese sufrimiento.
Para encontrar belleza es necesario mover los mecanismos de la pasión y del ánimo, pocas veces es un asunto de retorcimiento racional, aunque algunas personas necesiten de hacerlo.

La experimentación estética es en gran medida un asunto de ánimo, es decir es un principio de esfuerzo y energía para experimentar, y permitirse abrir los sentidos y muy poco la mente. Los juicios de la mente quedan para crear categorías y etiquetas a lo experimentado y así crear la moral en las culturas.

Y ahora pienso, que el cineasta Peter Greenaway y el Pintor Arturo Rivera son compasivos.

Enlaces interesantes: