Publicado en de naunet

Envejecer

Silvina Ocampo
Silvina Ocampo

Envejecer

Envejecer también es cruzar un mar de humillaciones cada día;
es mirar a la víctima de lejos, con una perspectiva
que en lugar de disminuir los detalles los agranda.
Envejecer es no poder olvidar lo que se olvida.
Envejecer transforma a una víctima en victimario.

Siempre pensé que las edades son todas crueles,
y que se compensan o tendrían que compensarse
las unas con las otras. ¿De qué me sirvió pensar de este modo?
Espero una revelación. ¿Por qué será que un árbol
embellece envejeciendo? Y un hombre espera redimirse
sólo con los despojos de la juventud.

Nunca pensé que envejecer fuera el más arduo de los ejercicios,
una suerte de acrobacia que es un peligro para el corazón.
Todo disfraz repugna al que lo lleva. La vejez
es un disfraz con aditamentos inútiles.
Si los viejos parecen disfrazados, los niños también.
Esas edades carecen de naturalidad. Nadie acepta
ser viejo porque nadie sabe serlo,
como un árbol o como una piedra preciosa.

Soñaba con ser vieja para tener tiempo para muchas cosas.
No quería ser joven, porque perdía el tiempo en amar solamente.
Ahora pierdo más tiempo que nunca en amar,
porque todo lo que hago lo hago doblemente.
El tiempo transcurrido nos arrincona; nos parece
que lo que quedó atrás tiene más realidad
para reducir el presente a un interesante precipicio

Sivina Ocampo
via: A media voz

Anuncios
Publicado en de aly

SI – Kipling

SI Puedes conservar tu cabeza, cuando a tu rededor todos la pierden y te cubren de reproches; Si puedes tener fe en ti mismo, cuando duden de ti los demás hombres y ser igualmente indulgente para su duda; Si puedes esperar, y no sentirte cansado con la espera; Si puedes, siendo blanco de falsedades, no caer en la mentira, Y si eres odiado, no devolver el odio; sin que te creas, por eso, ni demasiado bueno, ni demasiado cuerdo;

SI Puedes soñar sin que los sueños, imperiosamente te dominen; Si puedes pensar, sin que los pensamientos sean tu objeto único; Si puedes encararte con el triunfo y el desastre, y tratar de la misma manera a esos dos impostores; Si puedes aguantar que a la verdad por ti expuesta la veas retorcida por los pícaros, para convertirla en lazo de los tontos, O contemplar que las cosas a que diste tu vida se han deshecho, y agacharte y construirlas de nuevo, aunque sea con gastados instrumentos!

SI Eres capaz de juntar, en un solo haz, todos tus triunfos y arriesgarlos, a cara o cruz, en una sola vuelta Y si perdieras, empezar otra vez como cuando empezaste Y nunca mas exhalar una palabra sobre la perdida sufrida! Si puedes obligar a tu corazón, a tus fibras y a tus nervios, a que te obedezcan aun después de haber desfallecido Y que así se mantengan, hasta que en ti no haya otra cosa que la voluntad gritando: ?persistid, es la orden!!?

SI Puedes hablar con multitudes y conservar tu virtud, o alternar con reyes y no perder tus comunes rasgos; Si nadie, ni enemigos, ni amantes amigos, pueden causarte daño; Si todos los hombres pueden contar contigo, pero ninguno demasiado; Si eres capaz de llenar el inexorable minuto, con el valor de los sesenta segundos de la distancia final;

Tuya será la tierra y cuanto ella contenga Y -lo que vale más- serás un hombre! hijo mío!

Kipling Rudyar.
Peoma If.

Posted from WordPress for Android

Publicado en arte

El río subterráneo me arrastra

El río subterráneo me arrastra

(Para el poeta valenciano Pere Bessó. Porque escribe desde el río subterráneo de la incertidumbre)

Con tinta negra como el reflejo
de la oscuridad en el agua
escribo…

Me acompaña un miserere
eco de mi desaliento

Desemboco en la mar

Vuelvo a la luz

Espejea mi poema
que se reinventa infinito
en la piel del agua…

Leticia Garriga
(Palabras y Tiempo)

El Rio Subterraneo - Pintura Digital OnLine - Aly De Villers -2011
Publicado en noticias

Gracias Mario Benedetti

Gracias Mario Benedetti por hacer de mi vida algunos ratos mas amables.
Hoy dejaste el cuerpo y nos dejas tu espiritu.
Noticia

No Te salves

No te quedes inmóvil
al borde del camino
no congeles el júbilo
no quieras con desgana
no te salves ahora
ni nunca
no te salves
no te llenes de calma

no reserves del mundo
sólo un rincón tranquilo
no dejes caer los párpados
pesados como juicios

no te quedes sin labios
no te duermas sin sueño
no te pienses sin sangre
no te juzgues sin tiempo

pero si
pese a todo
no puedes evitarlo
y congelas el júbilo
y quieres con desgana

y te salvas ahora
y te llenas de calma
y reservas del mundo
sólo un rincón tranquilo
y dejas caer los párpados
pesados como juicios
y te secas sin labios
y te duermes sin sueño
y te piensas sin sangre
y te juzgas sin tiempo
y te quedas inmóvil
al borde del camino
y te salvas
entonces
no te quedes conmigo

© Mario Benedetti